Estados 

 La Unidad de Coordinación con Entidades Federativas tiene como objetivo general contribuir conjuntamente con las Unidades Administrativas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y del Servicio de Administración Tributaria, en la formulación e instrumentación de la política de coordinación en materia de ingresos, gastos y deuda, de la Federación con las entidades federativas y los municipios, para coadyuvar en el desarrollo de las haciendas públicas de los tres ámbitos de gobierno, en consecuencia es el enlace entre las entidades federativas y la Secretaría, que busca optimizar la concertación de acciones en materia de coordinación y fomentar su estrecha relación, en el marco de la Ley de Coordinación Fiscal y de las normas de transparencia y acceso a la información.

 

Luego de un largo proceso de acuerdos que inició con el establecimiento del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, la Federación y las entidades federativas han llegado a delimitar las fuentes de recursos a las que puede acceder cada orden de gobierno. En este contexto los problemas de la doble o triple tributación interna, en México se ha logrado superar, a través del concepto de participaciones en ingresos federales.

La coordinación fiscal nacional es el sistema jurídico administrativo en donde a través de acuerdos y convenios se establece en forma expresa la voluntad soberana de las dos entidades con capacidad tributaria: la Federación y los estados y con ello apoyan las relaciones fiscales entre ellos, es también el mecanismo que tiene por objeto coordinar el Sistema Fiscal de la Federación con los de los estados, municipios y el Distrito Federal; establecer la participación que corresponda a sus haciendas públicas en los ingresos federales; distribuir entre ellos dichas participaciones; fijar reglas de colaboración administrativa entre las diversas autoridades fiscales; constituir los organismos en materia de coordinación fiscal y dar las bases de su organización y funcionamiento.

 

La ley autoriza a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para celebrar convenios con los estados que soliciten adherirse al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal. Al adherirse, los estados y el Distrito Federal participarán en el total de los impuestos federales y en otros ingresos que se mencionan en la misma ley mediante la distribución de los fondos y de las asignaciones específicas que la propia ley establece. Algunos fenómenos resultantes del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal de indudable beneficio son: la simplificación técnica y la armonización de los sistemas fiscales de los tres niveles de gobierno; optimización de los procedimientos recaudatorios y de fiscalización, ya que su consecuencia no ha sido sólo la captación de mayores recursos, sino la menor evasión fiscal; una mayor y mejor relación de los tres ámbitos tributarios que reditúa en beneficio del contribuyente, pues propicia mayor nexo de éste con el fisco, elimina instancias innecesarias y multiplicidad de trámites; la constante remodelación en el aspecto normativo y operativo gracias a la cooperación y experiencia que brinda el contacto constante entre las diversas autoridades fiscales.
 
 

Última actualización:

martes, 17 de agosto de 2010

Facebook Twitter Flickr Youtube TV Hacienda Streaming Fotogalería
 
 
   
Palacio Nacional s/n. Col Centro, Del. Cuauhtémoc, Distrito Federal, C.P. 06000